Descubre nuestra carta

En Lilicook Gastrobar contamos con un tipo de carta para cada ocasión. Elige tu espacio y carta preferida para disfrutar de nuestra gastronomía.

Nuestra Carta





El Lilicook mimamos el producto y trabajamos con la mejor materia prima de nuestra provincia, de ahí las muchas tapas que dedicamos al cerdo ibérico en todas sus variantes y a la ternera morucha de Salamanca. Aunque en nuestras cartas también hay espacio para pescados y mariscos frescos e incluso para elaboraciones fast food saludables. No dejes de probar nuestros postres caseros, todos de elaboración propia.

Contamos con diferentes espacios y ambientes para que disfrutes de nuestra gastronomía según la ocasión: restaurante, gastrobar, barra y terraza.

Nuestro restaurante es el espacio perfecto tanto para comer a diario como para celebrar cualquier tipo de comida o cena especial en familia o con amigos, en un ambiente tranquilo y acogedor. Para ello contamos con una carta de entrantes, carnes, pescados y postres, y de varios menús degustación. Sin olvidar nuestra extensa y selecta carta de vinos.





Ejecutivo Desgustación

"... tras haberme tomado la altura de mi cuerpo, y haber hallado que excedía al suyo en la proporción de doce a uno, llegaron a la conclusión por analogía con sus cuerpos que el mío debía de contener, al menos, 1728 veces el suyo, y en consecuencia se requeriría también tanto alimento como era necesario para mantener dicho número de liliputienses..." - Los viajes de Gulliver - J. SWIFT



Tanto en la zona del gastrobar, con sus diferentes tipos de mesas y espacios, como en la barra y en la terraza, podrás disfrutar en un ambiente distendido de tapas frías y calientes, así como de postres de elaboración propia, acompañados de alguno de nuestros aperitivos o cervezas especiales..

“Fui a levantarme, pero no pude moverme: tendido como estaba de espaldas, descubrí que tenía los brazos y las piernas firmemente sujetos al suelo por ambos lados, y el pelo, largo y espeso, atado de la misma manera. Además sentía unas tenues ligaduras de lado a lado del cuerpo desde las axilas hasta los muslos. Sólo podía mirar para arriba; el sol comenzaba a calentar y la luz me hería la vista. Podía oír un ruido confuso a mi alrededor, pero en la postura en que estaba no podía ver otra cosa que el cielo. A poco sentí que algo se movía sobre mi pierna izquierda y que, avanzando blandamente sobre el pecho, me llegaba hasta cerca de la barbilla; dirigiendo los ojos hacia abajo cuanto pude, observé que se trataba de un ser humano de menos de 15 centímetros, que traía en las manos un arco con flecha y una aljaba a la espalda. Al mismo tiempo sentí que al menos otros cuarenta de la misma especie, según supuse, venían tras el primero. Mi asombro fue mayúsculo y solté un rugido tan fuerte que todos ellos echaron a correr despavoridos. Sin embargo, pronto volvieron, y uno de ellos se aventuró tan cerca como para verme toda la cara, levantando las manos y los ojos para expresar su estupor, gritó: hekinah degul; los otros repitieron las mismas palabras”. Los viajes de Gulliver - J. SWIFT





Carta Mantel individual

HORARIO DE APERTURA




Lunes a Jueves y Domingos

13:00 de 16:00
20:00 a 01:30

Viernes y Sábados

13:00 - 16:00
20:00 - 02:30
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.